“Cover up”, el arte de tapar un tatuaje

Arrepentirse de un tatuaje puede pasar, y mucho más seguido de lo que pensamos. Las consultas referidas a tapar tatuajes es una de las más frecuentes, esto es llamado cover up el arte de tapar un tatuaje.

Una decisión impulsiva puede llevarnos a tatuarnos algo de lo que después, con el paso del tiempo, nos arrepentimos (desde el nombre de una persona, hasta un diseño que en su momento era de lo más cool, pero ahora pasados los años nos parece o resulta muy cutre).

cover up tattoo

Cuando esto sucede nos encontramos con esta palabra, para muchos nueva, para otros ya muy familiar: “Cover up” un término inglés que significa cubrir o tapar algo.

Y a decir verdad, detrás de esta palabra existe un arte de lo más complejo, que es capaz de hacer “milagros” cuando es realizado por verdaderos expertos.

Quizás te ha pasado a ti o conoces a alguien cercano que quiera tapar un tatoo, pero crea que es algo imposible, dadas sus dimensiones, forma, color o ubicación. Para sorpresa de muchos, esto no siempre es un impedimento. Hay profesionales que se dedican exclusivamente al Cover up y han llegado a realizar trabajos de no creer.

tatuaje

Si vas a someterte a un trabajo de este tipo, debes asegurarte que el tatuador tenga experiencia en este tipo de tatuajes. Tapar un tatuaje no se trata de cubrir con tinta negra, como si se tratara de tachar un papel. Es un trabajo muy minucioso, que requiere de creatividad, ingenio, experiencia y muy buena mano.  Si no te lo hacen correctamente, pueden dejártelo aún peor.

Las claves de un tatuaje bien tapado

Aquí hay muchos aspectos bastante técnicos, que si nunca has tatuado naturalmente no tienes por qué entender. Pero sí es interesante que si tienes pensado realizarte un Cover up tengas alguna noción del trabajo que se busca realizar.

El tatuador primero debe tener en cuenta la forma del tatuaje original, sus líneas, sombras y colores. Tú puedes ir con una idea de lo que quieres realizar encima, pero lo cierto es que todos estos factores influirán en que tu deseo sea posible o no. Probablemente el tatuador te propondrá buenas opciones según lo que permita tu viejo tatuaje.

Un buen tatuador intentará utilizar los elementos del tatoo original como base, o bien para enriquecer el nuevo ejemplar. Para eso deberá ser un verdadero artista del dibujo, además de contar con buena imaginación.
El resultado de un buen Cover up debería ser completamente limpio y que casi no deje ver indicios de un viejo tatuaje.

tatoo

En algunos casos aveces es necesario recurrir a un “lavado”. Se llama así cuando se tatúa con tinta clara, color blanco o crema, sobre algunas zonas que necesitan aclararse para la realización de un nuevo diseño. Este es un recurso bastante utilizado y que suele dar buenos resultados.

Y ten bien presente: a la hora de realizarte un Cover up o tapado de tatuajes, procura encontrar a la persona adecuada, con experiencia y habilidad. A veces es mejor soltar más dinero pero asegurarte que el tatuaje quedará mejor y no peor de lo que estaba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *