Tatuajes durante el embarazo

Los tatuajes durante el embarazo no son de lo más recomendado, pero lo cierto es que tampoco está probado que ésta práctica pueda traer alguna complicación. Lo que sí se debe tener en cuenta es que la mujer durante el proceso de embarazo sufre un importante desequilibrio hormonal, y esto en algunos casos podría desencadenar alguna reacción a la tinta o dificultades en la cicatrización.

tatuajes durante el embarazo

En caso que sea tu primer tatuaje, lo más recomendable es que esperes un poco, ya que al no haber pasado antes por esa experiencia no sabes cómo puedes reaccionar ante el dolor o las molestias que genera, y ten en cuenta que una mujer embarazada siempre está un poco más sensibilizada de lo normal.

Muchos profesionales se niegan a realizar tatuajes en mujeres embarazadas por precaución. De todas formas, si tienes la idea firme de realizarte un tatuaje y estás entre uno de los 9 meses de gestación, a continuación te daremos algunas recomendaciones para que esta experiencia de tattoo+embarazo sea bonita y no sufras ningún percance.

tatuajes

Consejos para tatuarse durante el embarazo

Lo primero que debes hacer es avisar al tatuador que estás embarazada antes que comience con el trabajo, para que pueda prevenirte de cualquier cosa, o hacer un seguimiento de tu evolución.

Un punto sumamente importante es la zona a donde te lo quieres hacer: ten en cuenta que durante el embarazo tu cuerpo sufre muchas transformaciones, por eso deberás evitar las zonas que suelen ensancharse durante la gestación, como los muslos, las caderas y por supuesto la panza.

También debes tener en cuenta las famosas estrías que las mujeres suelen contraer durante el embarazo. Si realizas un tatuaje sobre una zona que luego de expandirá, el diseño del tatuaje seguramente cambiará su aspecto y perdería la calidad inicial cuando la piel de esa zona vuelva a su estado normal. Distinto será realizarte luego un tatuaje sobre la zona con estrías: existen muchos modelos que las disimulan y quedan muy bien; pero antes no lo recomendamos.

Aunque te hayan pronosticado un parto natural, nunca puedes descartar la cesárea. Nunca se sabe si puede surgir una urgencia y tengan que hacerte una cesárea a último momento; por eso la zona de la panza, pubis e ingles (además de ser el foco de expansión durante el embarazo) no es una buena  zona para hacer tu tatuaje y te recomendamos que la descartes desde el principio.

tattoo

Tatuajes luego de dar a luz

A decir verdad, lo más recomendable es que te tatúes después de haber dado a luz; pero ojo: te sugerimos que evites los meses de amamantamiento, y esperes a que tu niño deje el pecho para que no corra ningún tipo de riesgos, ya que al tatuarte la tinta ingresa en tu organismo, y al igual que cualquier otra sustancia como los medicamentos, serán ingeridos indirectamente por el bebé cuando beba tu leche.

Además de esto, será mejor que esperes a que tu cuerpo vaya volviendo a su forma natural y ver si el embarazo te deja algunas consecuencias, como estrías (tal como mencionamos más arriba), flacidez, algunos kilos de más; y esto te ayudará a encontrar la zona y el diseño más adecuado para tu tatuaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *