Eyeball Tattoo o Tatuaje escleral, Tatuajes dentro del ojo

por | Sep 12, 2014

Tatuaje escleral o Eyeball tattoo, se llama a la nueva moda de tatuarse dentro del ojo, justo en el globo ocular. Se trata de una de las intervenciones más extremas y riesgosas, ya que si no se realiza correctamente, se corre riesgo de provocar una ceguera total. En este tipo de tatuaje lo que se hace es tatuar la parte blanca del ojo con cualquier tonalidad.

tatuaje_en_ojos

Al exponernos a este tipo de tatuajes, no sólo se corre riesgo de ceguera, también conlleva otros riesgos como graves infecciones que en caso de complicarse (dado que el proceso de cicatrización dentro del ojo es muy complejo) podría resultar potencialmente mortal.

¿Cómo se realiza el tatuaje escleral?

Actualmente para esta intervención se emplea un tipo especial de jeringa, que inyecta tinta permanente entre las capas conjuntiva y esclerótica que protegen el ojo. Esta nueva práctica de Eyeball Tattoo es realizada por muy pocos especialistas en el mundo, dada su complejidad, riesgos y las dificultades inherentes para realizarse, son pocos los que incursionan en este tipo de tatuajes; como también son pocas las personas que se someten a uno de estos.

La tinta se inyecta a través de un solo agujero del globo ocular, que se irá esparciendo; es por eso que en este tipo de tatuajes se puede utilizar una sola tonalidad. Debido a la humedad que presenta la zona y el frecuente parpadeo, esta es otra de las zonas del cuerpo que muchas veces tiende a decolorarse con el paso del tiempo.

tatuaje escleral

Riesgos al realizar el Eyeball tattoo

Uno de los principales riesgos es que la tinta sea rechazada por el globo ocular una vez que ingresa en él. Ésto podría provocar una gran cantidad de complicaciones a corto o largo plazo, que van desde erosiones recurrentes, abrasión persistente, ulceración en el ojo, alergias e infecciones. Por supuesto que no hace falta mencionar o aclarar el dolor que implica este tipo de práctica; sólo recuerda cómo duele y molesta cuando entra una mínima arenilla en el ojo…

Si el orificio a donde se inyecta la tinta no es realizado correctamente por alguien experimentado, se puede correr el riesgo de dañar la superficie ocular. Si la punción es demasiado profunda, o demasiado superficial también podría provocar riesgos de todo tipo, como por ejemplo que la tinta se propague por todo el globo ocular, provocando el oscurecimiento de la visión. Además una vez que la tinta es introducida en el globo ocular, ésta sigue cambiando de posición dada la forma y movimiento y en algunos casos puede llegar a salirse del ojo.

Un poco de historia

El tatuaje en el ojo se comenzó a practicar a finales del siglo XIX con el fin de ocultar cicatrices en la córnea. Pero el “eyeball tatto” con fines estéticos fue realizado por primera vez a Shannon Larratt en el año 2007 por el tatuador LunaCobra, quien tuvo que realizar 40 inserciones de aguja y utilizó tinta de color azul eléctrico mezclada con antibiótico. Desde ese entonces LunaCobra no ha dejado de desarrollar y perfeccionar la técnica del eyeball tattoo desde entonces.

eyeball tattoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *